¿Necesita ayuda de asistencia legal? Comenzar

¿A quién protege la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA)?



La Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA) es una ley que garantiza que todos tengan la misma oportunidad de disfrutar y participar en la vida estadounidense. Una persona con una discapacidad según la ley es alguien que tiene un impedimento físico o mental que limita sustancialmente una o más actividades de la vida. Las actividades de la vida incluyen aprender, trabajar, cuidarse a sí mismo, realizar tareas manuales, caminar, escuchar y muchas más. La duración del impedimento de una persona es un factor que se usa para decidir si una persona se considera discapacitada según la ADA. Los impedimentos que duran solo por un corto período de tiempo generalmente no están cubiertos, aunque pueden estar cubiertos si son muy graves. Una persona puede estar protegida por esta ley sobre la base de una discapacidad existente, un registro de una discapacidad o porque los demás la perciben como discapacitada.

La ADA protege a las personas con discapacidades en el lugar de trabajo. Un empleador debe proporcionar a un solicitante o empleado calificado la gama completa de oportunidades de empleo. Por ejemplo, el empleador debe proporcionar reclutamiento, contratación, promoción, capacitación, pago y las mismas actividades sociales a todos los empleados, incluidos aquellos con discapacidades. No se permite que un empleador pregunte sobre la discapacidad, la gravedad y el tratamiento de una persona. Un empleador puede preguntar sobre la capacidad de un solicitante para realizar funciones laborales específicas. Según la ADA, se le puede exigir a un empleador que adapte a un empleado que tiene una discapacidad modificando el equipo o los horarios. La ADA requiere que los empleadores publiquen un aviso que explique la ley y sus requisitos.

La ADA protege a las personas con discapacidades en lugares públicos. Ejemplos de instalaciones públicas incluyen consultorios médicos, teatros, hoteles, restaurantes y tiendas minoristas. Las instalaciones existentes deben garantizar que las personas no queden excluidas, siempre que el propietario no sufra una carga excesiva. Esto se logra mediante la modificación de las instalaciones existentes, la construcción de instalaciones adicionales o la reubicación en un edificio accesible. Toda nueva construcción de lugares de alojamiento público debe ser accesible. Por ejemplo, los edificios públicos deben proporcionar acceso para sillas de ruedas.

Además, la ADA protege a las personas con discapacidades cuando utilizan el transporte público como autobuses o tránsitos rápidos. Esta ley también requiere el establecimiento de servicios de retransmisión telefónica para personas que utilizan dispositivos de telecomunicaciones para personas sordas (TDD).

Para obtener más información sobre la ADA, o para presentar una queja si cree que existe una violación de la ADA, puede comunicarse con el Departamento de Justicia al www.ada.gov o 1-800-514-0301 (voz) 1-800 514-0383 (TTY).

Este artículo fue escrito por Davida Dodson y apareció en The Alert: Volumen 32, Número 1. ¡Haga clic aquí para leer un PDF completo de este número!

Salida rápida