¿Necesita ayuda de asistencia legal? Comenzar

¿Cómo funciona el sistema legal de los Estados Unidos?



El sistema legal estadounidense se basa en leyes federales, que cubren todo el país, y leyes estatales, que solo cubren un estado en particular. Los sistemas federal y estatal manejan casos civiles y penales. Los tribunales federales manejan asuntos civiles como la bancarrota, mientras que los tribunales estatales manejan asuntos civiles como desalojos y divorcio.

Por lo general, un caso civil comienza cuando una persona, el demandante, afirma que otra persona, el demandado, perjudicó al demandante al hacer algo en contra de la ley o al no hacer algo que estaba legalmente obligado a hacer. Los casos penales comienzan cuando una persona es acusada de un delito o “acusada”. A diferencia de los casos civiles, el gobierno presenta los casos penales a través de la oficina del fiscal del condado. La víctima no es parte en el caso.

Hay muchos tipos de tribunales estatales, incluidos los tribunales municipales y los tribunales de causas comunes, donde generalmente comienzan los casos. Los tribunales municipales escuchan casos penales menos graves y reclamos civiles por menos de $15,000. Los tribunales de causas comunes escuchan principalmente delitos graves y casos civiles por valor de más de $15,000. Si una de las partes pierde en el juicio, puede llevar su caso a la Corte de Apelaciones. El perdedor en la apelación puede pedirle a la Corte Suprema de Ohio que escuche el caso. Todos los tribunales solo pueden escuchar casos dentro de su jurisdicción, que generalmente es el área geográfica donde se encuentra el tribunal (por ejemplo, el Tribunal Municipal de Cleveland escucha los casos que ocurren en Cleveland).

El secretario de los tribunales es la persona que lleva los registros del tribunal. El secretario recibe los documentos para su presentación y cobra las tasas judiciales. Las personas que tienen que ir a la corte y no pueden pagar las tarifas de presentación a menudo pueden presentar una “declaración jurada de pobreza”. Una “declaración jurada de pobreza” es una declaración jurada de que tiene bajos ingresos y no puede pagar las tarifas. Una vez que presente la declaración jurada y un juez la apruebe, sus tarifas de presentación se reducirán o no se aplicarán en ese caso. Ver http://lasclev.org/selfhelp-povertyaffidavit/ para obtener más información. 

Algunos problemas deben abordarse mediante un procedimiento administrativo antes de acudir a los tribunales. Los beneficios proporcionados por el estado, como la Compensación por Desempleo, cupones de alimentos y Medicaid, son parte del sistema de derecho administrativo. Cuando una agencia como el Departamento de Trabajo y Servicios para la Familia de Ohio toma una decisión negativa sobre los beneficios de una persona, se debe notificar a la persona y darle la oportunidad de solicitar una audiencia dentro de un plazo determinado. En la audiencia, se permite que una persona traiga un abogado u otro representante para ayudar a explicar por qué la decisión de la agencia fue incorrecta. Después de que todos los procedimientos administrativos disponibles se hayan utilizado sin éxito, una persona puede llevar su problema a los tribunales.

Este artículo fue escrito por el asociado de verano de Legal Aid Jacob Whiten y apareció en The Alert: Volume 30, Issue 2. ¡Haga clic aquí para leer un PDF completo de este número!

Salida rápida